Saldar y ahorrar al mismo tiempo, ¿es posible?

by Meralis Morales  - junio 1, 2021

Sí, se puede.

Si lo haces de forma organizada lo puedes lograr y crear un plan para que tú misma lo puedas desarrollar.

Lo primero que tienes que estar clara es que no es una tarea fácil, esto es algo que vas a ir poco a poco trabajando y que como te he mencionado anteriormente son hábitos que tienes que crear que te va a costar trabajo porque estás haciendo algo a lo que probablemente no te enseñaron o que no estas acostumbrar.

Por lo tanto, la mentalidad financiera en este proceso es crucial.

Debemos comenzar a cambiar nuestra mentalidad de cómo vemos el dinero y qué es lo que queremos hacer con el. 

Si tienes deudas, es porque en algún momento tomaste decisiones que te llevaron a ellas.

Si fueron decisiones buenas o malas, ese no es el punto en este momento. Si estas aquí leyendo este blog, es porque quieres salir de tus deudas.

¿Cómo comienzas a salir de tus deudas?

  1. ¿Qué deudas tienes actualmente? – vamos a evaluar todas las deudas que tienes. El tener toda esta información en un solo lugar te ayudará a poder ver cuáles son las acciones que debes tomar.

¿Que te recomiendo para que comiences hacer ese plan? 

Haz un listado o una tabla de todas las deudas que tienes, identificándolas de la siguiente forma:

  • Nombre de la institución con la que tienes la deuda, 
  • Tipo de deuda (si es tarjeta de crédito, préstamo, etc)
  • Balance que debes
  • Fecha de pago
  • Pago mínimo

Cuando tengas todo esto, en el orden que quieras y con la información adicional que puedes incluir, esto te va a funcionar de tal forma que vas a tener una visión más real de lo que tienes para entonces moverte a crear un plan de acción.

Si comienzas haciendo este listado, vas a poder avanzar de una mejor forma porque va a tener todo claro y todo en en un mismo lugar.

El estar organizada financieramente, te va a permitir ir evaluando de forma clara y precisa las decisiones que tienes que tomar.

Si sabes lo que está funcionando lo vas a tener registrado en tu plan de acción, lo que no funciona también y sea el caso que sea, puedes tomar decisiones correctas que te acerquen a tu meta financiera, que en este caso debe ser saldar deudas.

En el post anterior hablé del método que puedes escoger para hacer los pagos para saldo de deudas. Identifica cuál funciona para ti, si el método de bola de nieve o avalancha. Leer post anterior

Si lees el post que te menciono, vas a darte cuenta la importancia de tener una organización financiera. 

El estar organizada financieramente, te va a permitir ir evaluando de forma clara y precisa las decisiones que tienes que tomar.

Si sabes lo que está funcionando lo vas a tener registrado en tu plan de acción, lo que no funciona también y sea el caso que sea, puedes tomar decisiones correctas que te acerquen a tu meta financiera, que en este caso debe ser saldar deudas.

2. Decídete que quieres saldar primero – este proceso de saldar deudas es bien personal y yo respeto los que quieren salir primero de las deudas que tienen alto porcentaje o los que quieren saldar primero las deudas mas bajas. 

Sea cual sea el método que tú escojas y que se acomode a tus necesidades financieras, ¡esta perfecto!

Algo que tienes que tener claro al momento de comenzar a pagar tus deudas es que debes dedicarte a saldar una deuda y atacarla, pero las demás que tengas pendiente debes pagar el mínimo, de esta manera no se afecta de forma negativa tu historial de crédito.

Lo importante es que te decidas, porque el próximo paso es el más importante de todos.

3. ¡TOMA ACCIÓN! – Cuando planificamos saldar las deudas necesitamos tener bien claro que todas las anotaciones y las cosas que queremos hacer están hermosas en el papel, pero el verdadero problema es cuando las tenemos que poner en acción. Ahi es que verdaderamente podemos tener la ficha de tranque y comenzar a desenfocarnos porque creemos que no vamos a poder saldar nuestras deudas.

Cuando tu plan de acción y tu paso a paso está claro, lo proximo que tienes que hacer es moverte a la dirección correcta.

4. ¿Qué vas hacer con los créditos que queden abiertos? – Esto es algo que debes comenzar a evaluar. ¿Vas a querer cerrar las tarjetas de crédito una vez saldas?

¿Por qué esto es importante? Porque en ocasiones hay personas que no quiere cerrar los créditos, porque les afecta el historial de crédito pero no saben la razón o cómo verdaderamente esto le afecta.


Cuando tu cierras un crédito de mucho tiempo, ejemplo: 5 años – lo que básicamente es que pierdes esos 5 años de historia (experiencia) de ese crédito y eso puede que baje algunos puntos en la empírica.

También es cierto que si tienes muchos créditos abiertos, también te afectan la empírica porque las instituciones financieras asumen, que puedes utilizar ese crédito abierto en cualquier momento, por lo que ellos ven riesgo en eso.

¿Qué debes hacer con esto?

Sencillo, debes saber qué quieres hacer con tu Historial de Crédito, si próximamente vas a tener que incurrir en alguna compra que requiera que tengas un historial de crédito importante, debes dejar tu crédito como esta. 

Si por el contrario, no vas hacer nada que envuelva tu crédito próximamente, te sugiero que cierres todos aquellos créditos que no utilices.

Claro está es algo que cada familia debe evaluar y considerar, las finanzas personales son muy personales por lo que antes de tomar una decision o sugerencia, debes pensar en si te conviene o no hacerlo.

5. Cambia tu mentalidad – la mentalidad que tengas ante el dinero, es algo crucial para mantenerte fuera de las deudas. Si haces el plan y comienzas a llevarlo a cabo, necesitas fortalecer tu mente para que no vuelvas a cometer los mismos errores pasados.

Luego de esta información importante, ¿cómo ahorrar y saldar las deudas?

Al tener las deudas completamente organizadas, los próximos pasos que se tendrían que tomar son crear el monitoreo de gastos y el presupuesto.

El monitoreo de gastos lo que te permitirá es identificar dinero que estas utilizando de forma incorrecta o malgastando.

Cuando tengas ese dinero que hayas identificado, entonces puedes destinarlo para ahorros y cuando hagas tu presupuesto, ponerlo asi mismo en tu listado de gastos fijos.

Recuerda que para hacer el presupuesto tienes que completar 3 partes:

  1. Ingresos
  2. Gastos fijos (En esta sección es que vas a poner tus ahorros)
  3. Gastos Diarios (Las transacciones que identificaste en tu monitoreo de gastos)

Una vez tengas estas 3 partes vas a sumar todos tus ingresos – gastos fijos – gastos diarios = CERO. 

Si no te totaliza como cero, debes evaluar qué esta pasando y si tienes un positivo, usar ese dinero para ahorros.

Si te sale negativo, validar tus gastos diarios e identificar qué gastos puedes minimizar o eliminar para evitar ese negativo y llegar al cero.

El llegar a cero, lo que te va a decir tu presupuesto es que cada dólar que entra a tu cuenta, tiene un destino. 

La importancia de ahorrar, está en establecerse metas y propósitos para lo que estás ahorrando.

Cuando ahorra por ahorrar, te va a dar igual si lo haces o no, pero si ahorras para esa meta de alcanzar algo o que quieres darte un gusto de algo, cuando llega el momento te lo vas a poder disfrutar y no vas a tener cargos de conciencia ni te vas a estar lamentando que tus deudas siguen en aumento.

Así que cuando te comprometes contigo misma, a saldar tus deudas y ahorrar  con razones que sean validas para ti, vas a poder lograr alcanzarlas con mucho sacrificio, pero al final te vas a dar cuenta que vale la pena haber pasado por esos sacrificios.

bonus

Get the free guide just for you!

Free

¿Podemos salir de deudas?

Meralis Morales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

You may be interested in